coaching inmobiliario

Coaching Inmobiliario ▷Comienza a tener una agencia rentable

Quizás no conozcamos la palabra «coaching inmobiliario» , pero cuando hablamos de coaching, como dice su traducción literal al inglés, hablamos de un entrenamiento.

Es un método que consiste en acompañar a una persona o grupo de personas, con el objetivo de conseguir desarrollar competencias y habilidades que le lleven a tener:

coaching inmobiliario

Una finalidad

¿Para qué lo quieres?

coaching inmobiliario

Un horizonte

¿Hasta dónde quieres llegar?

coaching inmobiliario

Una integración

¿Qué sentido tiene para ti?

¿Qué es el coaching inmobiliario?

El coaching inmobiliario es un proceso que nos ayuda a analizar nuestras habilidades y a detectar y desbloquear lo que nos impide llegar a lograr objetivos. Analizando dónde estamos y acordamos donde queremos estar.

Nuestro sector, que posee características propias y bien diferenciadas de otros sectores profesionales, requiere una buena formación en coaching y un gran conocimiento y experiencia en el sector inmobiliario para facilitar una visión diferente, a raíz de descubrir habilidades y recursos que se pueden potenciar para conseguir los objetivos definidos.

Si no disfrutas de tu trabajo, si crees que no estás potenciando tus cualidades o tienes alguna situación que te bloquee, tu equipo está desmotivado, sin horizonte, ya no sabes que decirles y quieres mejorar tus resultados para tener una agencia rentable, necesitas un coach inmobiliario.

Origen del Coaching

Los orígenes del coaching, proceden del mundo del deporte y el mundo de la empresa. Surgió hace más de 30 años en EE.UU., llegó a España en los años 90.

En la actualidad, tenemos a nuestro alcance herramientas para poder comunicarnos con distintas personas, incluso estando en países lejanos. Pero, es el ritmo frenético que nos impone la sociedad en la que vivimos y el auge de las redes sociales, lo que hace que esto no llegue a ser del todo productivo, ya que debido a ello, estamos olvidando las interacciones cara a cara. Porque sí, a menudo quedamos, pero olvidamos conversar, dialogar y reflexionar, puesto que no nos escuchamos.

¿Cuál es la esencia del Coaching Inmobiliario y el Mentoring?

La esencia del Coaching y el Mentoring es transformar conversaciones en decisiones, decisiones en acciones, y acciones en resultados. Porque con cada conversación se aprende algo nuevo sobre nosotros mismos, sobre los demás, y sobre la realidad que vivimos.

Una conversación en una sesión de coaching, no es hablar por hablar, es un diálogo en el que hay exploración, descubrimiento y aportación. Para ello es necesario dominar el sutil arte de preguntar y escuchar activa y empáticamente. Este tipo de conversaciones hace aflorar nuestra creatividad y permiten construir nuevos conocimientos.

El trabajo se realiza desde ti, para ti. Ayudándote a descubrir tus fortalezas, para que tengas la visión necesaria que te impulse a conseguir tus objetivos.

Acompañándote para cambiar algo en ti que quieres mejorar de:

  • Trabajo
  • Pareja
  • Familia
  • Hábitos
  • Crisis
  • Relaciones laborales
  • Control emocional

La figura del Coach

El Coach, da feedback, resume, recapitula, reformula, profundiza, pide ejemplos, cuestiona paradigmas, todo ello para llegar al estado de confusión donde empezamos a cuestionarnos si nuestros postulados son correctos, si están bien fundamentados, si hay otras posibilidades de ver el tema… Acompaña a tener otra visión.

Ese momento de confusión e incomodidad, por no ver claro algo que antes del diálogo se creía saber perfectamente, es condición necesaria para el aprendizaje, porque a partir de aquí podemos dar opiniones e ideas cada vez más definidas y precisas de la cuestión que se discute. Acompaña a ordenar.

¿En qué consiste un proceso de coaching inmobiliario?

Se trata de un coach profesional experto en la industria inmobiliaria, que apoya y acompaña en un proceso de varias sesiones, en el que aprendemos de nosotros mismos a reconocer y potenciar, ciertas habilidades importantes para nuestra tarea.

Coaching en las empresas

Las organizaciones tienen que diseñarse para permitir conversaciones. Generar espacios de diálogo en el seno de la organización, es una fuente continua de aprendizaje individual y organizacional.

Son muchos los beneficios que se obtiene, podemos destacar tres:

1. Mejoran la eficiencia en la transmisión del conocimiento

Según el Dr. Nick Milton (director y cofundador de Knoco Ltd, una consultora de gestión del conocimiento, compuesta por profesionales experimentados de la gestión del conocimiento, mentores y entrenadores), la transmisión de conocimiento que se produce a través del diálogo, es 14 veces más eficiente que la transmisión de conocimiento explícito o codificado en textos.

Pensemos en una persona de nuestra empresa con poca experiencia, que tiene dificultades para planificar y pensar estratégicamente. ¿Cuántas horas de formación o de lecturas de libros necesitaría para hacerlo satisfactoriamente? Más de 30, seguro. En un proceso de Mentoring, esto se consigue con apenas 6-7 horas de sesiones y otras tantas de práctica por parte del mentor.

Además del menor número de horas invertidas, otra ventaja es que se aprende con ejemplos reales y vinculados a la persona que aprende, con lo que el proceso de aplicación de conocimiento a la experiencia real es inmediato.

2. Facilitan la transmisión y capitalización del conocimiento tácito.

Las conversaciones con preguntas abiertas y dirigidas provocan reflexión, esto nos hace mirar hacia adentro y conectar con nuestro inconsciente de una forma consciente. Esta conexión hace aflorar nuestra intuición y todo ese conocimiento que tenemos, pero que no sabemos que lo tenemos.

Al conversar con otras personas de la organización se activa todo el conocimiento tácito que acumulamos, y lo transmitimos creando una nueva base de conocimiento, que puede ser capitalizada por la organización al haberse hecho expreso y visible.

3. Consolidan las relaciones y mejoran el clima en las organizaciones.

Somos seres sociales y necesitamos el contacto y la interacción con los demás. Necesitamos dar y recibir, contribuir y sentirnos parte de. Todo esto no se consigue simplemente coincidiendo en un espacio, limitándonos a dar y recibir instrucciones, a asignar y ejecutar tareas.

La conversación es el alma de la relación y las relaciones, basadas en el intercambio equilibrado, son la base sobre la que se sustenta cualquier organización y sistema, y sobre la que puede crecer.

Dinámicas de trabajo en equipo para empresas

En ocasiones, se produce la siguiente paradoja dentro del ámbito laboral: las personas conviven durante varias horas de sus días, están juntas físicamente, y sin embargo, no siempre se da el trabajo en equipo. La práctica y algunas investigaciones demuestran que la comunicación, la cohesión y la colaboración en la organización, mejoran considerablemente.

Las dinámicas de grupo entre empleados crean un bienestar laboral difícil de crear mediante otros métodos.

Es la mejor forma de integrar a equipos de trabajo nuevos, equipos de trabajo de diferentes departamentos o incluso equipos de trabajo de diferentes empresas. También una gran opción ante nuevos empleados dentro de un departamento o empresa.

Mejoran la organización y el conocimiento entre los integrantes, generando un aumento de la productividad y en consecuencia de los resultados.

El proceso de Coaching, nos permite descubrir lo que es realmente importante para ti o la organización

¿Te imaginas un deportista de alto rendimiento sin un entrenador (Coach)?

curso agente inmobiliario
No hay comentarios

Publicar un comentario